top of page
  • digitalnoticiasver

"Mi hijo no es un delincuente": Estas son las palabras vehementes de Estela Mérida.

Otra versión de este artículo: Estela Mérida, madre de Alexis, un joven que fue presuntamente asesinado por elementos de la Policía Estatal en Veracruz, confrontó a los policías acusándolos de tratar a su hijo como un delincuente y de dispararle hasta matarlo.


Mérida expresó con indignación: "Mi hijo no era un delincuente, estaba en el proceso de completar su formación como enfermero, a punto de comenzar su servicio social. Los policías no tenían ningún motivo para actuar de esa manera. Fueron ellos quienes iniciaron el tiroteo, porque si no hubiera sido así, mi hijo seguiría vivo".


Los eventos que llevaron a la muerte de Alexis ocurrieron después de que él salió de una reunión con amigos, viajando en un automóvil Kia que era conducido por su amigo Raúl. Se dirigían a la colonia Benito Juárez Norte en Coatzacoalcos. Sin embargo, en su trayecto por la avenida Universidad, cerca de Plaza Fórum, fueron detenidos por policías estatales que notaron que aparentemente estaban conduciendo bajo los efectos del alcohol. A pesar de la orden de detenerse, Raúl no paró y aceleró el vehículo, lo que dio inicio a una persecución por parte de los agentes policiales.


Raúl, el conductor del automóvil, continúa bajo custodia de las autoridades y hasta el momento no se ha dado a conocer oficialmente el cargo que se le imputa.


La madre de Alexis acusó a las autoridades de intentar cambiar la narrativa de los acontecimientos, al afirmar que los jóvenes dispararon contra los policías. Ante esta situación, la familia ha buscado la asistencia de la Comisión de Derechos Humanos para presentar una denuncia formal.


Mérida denunció con determinación: "Ahora dicen que hubo un tiroteo y eso es falso. Además, alguien que está al volante no puede disparar y manejar al mismo tiempo. Además, el joven que fue detenido fue golpeado, y eso no es justo".


La fiscal general del estado, Verónica Hernández Giadans, anunció que se está llevando a cabo una investigación sobre el incidente y que en un plazo máximo de 48 horas se determinará si los policías son responsables o no. Afirmó que se actuará conforme a la ley y que no se tolerará la complicidad.


El gobernador Cuitláhuac García Jiménez declaró que el delito será esclarecido y que no habrá impunidad.


Después del funeral, familiares y amigos de Raúl, quien está bajo custodia, se manifestaron en la avenida Universidad, cerca de las oficinas del Poder Judicial de la Federación, exigiendo su liberación y reclamando que los policías involucrados rindan cuentas por la muerte de Alexis.




Alexis tenía previsto graduarse en Enfermería en septiembre. Según su madre, sus sueños incluían brindar apoyo a su familia y a los pacientes.


Con tristeza, Mérida expresó: "Ninguna pena de prisión devolverá la vida de mi hijo, una vida que fue truncada a los 23 años".

Comments


bottom of page